Promoción de la Salud en el lugar de Trabajo

La PST es el resultado de combinar esfuerzos de empleadores, trabajadores y sociedad para mejorar la salud y el bienestar de la gente en su lugar de trabajo. Este objetivo se puede alcanzar por la combinación de:

  • Mejora de la organización y del ambiente de trabajo.
  • Promoción de la participación activa en el proceso de PST.
  • Estimulación del desarrollo personal.

La PST no solo beneficia a los trabajadores sino también a los empleadores y las corporaciones con reducción de los costes relacionados con las bajas por enfermedad y mejora de la productividad. Esto también redunda en un importante beneficio social contribuyendo al desarrollo económico y social de los países.

Según Breucker y Schröer, el éxito de la Promoción de la Salud en el Trabajo se refleja en los siguientes indicios:

  • La PST reduce la carga de las enfermedades y apoya las prácticas relacionadas con la salud de los trabajadores.
  • La PST es un elemento fundamental para los puestos de trabajo y el diseño organizativo promotor de la salud.
  • La PST contribuye a la creación de capital social al fortalecer a la persona a título individual y los recursos organizativos que conducen a la salud.
  • La PST reduce el absentismo relacionado con la enfermedad y aumenta la productividad y la competitividad.
  • La PST incide en diversos campos de la política. En particular, la PST es un componente de la política económica e industrial moderna.

Los programas de PST reconocen el efecto combinado de los factores personales, ambientales, organizacionales, comunitarios, sociales e informativos sobre el bienestar del trabajador. Utilizando como marco de referencia la Carta de Ottawa (OMS, 1986), la OMS adaptó sus principios al contexto del trabajo, dentro de la iniciativa Lugar de Trabajo Saludable. Las intervenciones correspondientes a la PST para el ambiente de trabajo pueden incluir las siguientes áreas, entre otras:

  1. Construir políticas públicas de trabajo saludable para todos los sectores de la vida productiva internacional, nacional y local (expedición de normas, reglamentos, planes y programas).
  2. Crear ambientes favorables en el sitio de trabajo.
  3. Fortalecimiento de la organización y participación de la comunidad trabajadora y general (acción comunitaria a nivel intersectorial, en materia de condiciones del ambiente general, de trabajo, de vivienda, de educación y de vida, entre otros).
  4. Desarrollo de habilidades y responsabilidades personales y colectivas, relacionadas con la gestión de la salud, la seguridad, el autocuidado y el desarrollo personal de los trabajadores, sus organizaciones y las comunidades a su alrededor para proteger y mejorar la salud.
  5. Reorientar los servicios de salud ocupacional y otros servicios de salud, para incluir la Promoción de la Salud y todos sus aspectos relacionados dentro de sus agendas y lograr un mayor acceso del trabajador a los servicios de salud primaria, preventiva y ocupacional.